Causas de la hipersensibilidad dental

Causas de la hipersensibilidad dental
Causas de la hipersensibilidad dental

La hipersensibilidad dental es un problema muy común que provoca un dolor dental intenso debido a la exposición de la dentina, que es la parte interna del diente, con un estímulo externo, ya sea por ciertos alimentos, bebidas frías o calientes, ácidos y dulces, entre otros.

Este problema afecta a 1 de cada 7 personas adultos y suele aparecer entre los 18 y 40 años de edad. Además puede desencadenar la aparición de ciertas patologías bucales como las caries y enfermedades de las encías, si no se trata de forma correcta.

Así que recomendamos asistir al dentista para que este asigne el tratamiento correspondiente a cada caso. A veces, solo es necesario un dentífrico específico para aliviar el dolor. Pero antes de resolver el problema debemos conocer la causa y estas pueden ser:


Cepillarse los dientes con demasiada fuerza: Si nos cepillamos con mucha fuerza o con cepillos de filamentos muy duros, podemos desgastar con el tiempo la capa protectora de los dientes. Una forma sencilla de evitarlo es cepillarse con menos fuerza o utilizar cepillos de filamentos más suaves.

Alimentos ácidos: Debemos moderar el consumo de alimentos ácidos que pueden ayudar a erosionar el esmalte, como los cítricos, el yogur, la salsa de tomate o algunos refrescos.

Bruxismo: Esto se da cuando de forma consciente o inconsciente, una persona rechina los dientes. Es más común que se produzca mientras dormimos de forma inconsciente. Una buena medida para proteger los dientes es utilizar una férula de descarga mientras dormimos.

Gingivitis: La enfermedad de las encías es un problema muy habitual que suele afectar más a las personas que no llevan a cabo una adecuada higiene dental. Si tenemos problemas en las encías debemos visitar al dentista para que nos de tratamiento más adecuado nuestro caso.

Exceso de placa bacteriana: Solemos acumular restos de alimentos después de las comidas y esto produce una placa bacteriana, que si no se elimina puede provocarnos sensibilidad y otros problemas. Por eso, es muy importante que llevemos a cabo una buena higiene dental diaria en la que incluyamos, además del cepillado, el uso del hilo dental y el colutorio.

Caries: Esta patología es una de las causas más frecuentes de sensibilidad dental, ya que deteriora el esmalte.

Tratamientos odontológicos:
La cirugía periodontal, la limpieza profesional y los tratamientos de blanqueamiento pueden provocar sensibilidad dental temporal.

Dentífricos abrasivos:
Algunos dentífricos para blanquear los dientes tienen sustancias abrasivas que pueden estropear el esmalte. Si es dentífrico, deberemos cambiarlo de forma inmediata.

Colutorios: Algunos enjuagues contienen alcohol y otras sustancias que pueden provocar sensibilidad dental. La solución es cambiar de colutorio por uno neutro y con flúor.

Dientes agrietados:
Un diente roto o astillado puede producir un dolor que vaya más allá de la sensibilidad dental. El dentista tendrá que evaluar cómo está ese diente para decidir el tratamiento más correcto.

Si la sensibilidad persiste por mucho tiempo, debemos acudir al dentista para que este resuelva el problema.