¿Qué es la pulpitis?

¿Qué es la pulpitis?
¿Qué es la pulpitis?

La pulpitis es la inflamación de la pulpa dental, que se produce cuando la pulpa dental se irrita y se hincha y al no poder expandirse por estar limitada con el diente produce una presión en los nervios, haciendo que nos duela.

Cuando nos hacemos daño el cuerpo actúa inflamando la zona afectada para iniciar el proceso de curación, pero en el caso de las encías como se ven determinadas por lo dientes y no tener espacio, puede producirse esta enfermedad que se da en el núcleo que nutre el diente. Esto provoca que nuestros dientes se vuelvan más sensibles y empezamos a sentir dolor con cosas que no deberían hacernos daño.

¿Qué tipo de pulpitis existen?

Existen dos tipos de pulpitis que son:

Pulpitis reversible

Esta se da cuando se trata de una leve inflamación de la pulpa dental, que se puede producir con cualquier elemento que pueda irritar la pulpa. Las causas más comunes que la producen son las caries, la erosión de los dientes, perforación por empaste o corona, fractura del esmalte y por limpieza excesiva, entre otras.  A veces, esto puede producir un dolor agudo con las sensaciones de frío o calor.

Por suerte, como su nombre indica, es reversible y además de forma sencilla. Esta debería eliminarse que el cepillados de dientes y el uso de hilo dental y enjuague bucal adecuado. De esta manera la cavidad bucal se reminarilirizará y se sanará, haciendo desaparecer la pulpitis.

Pulpitis irreversible

Ésta se da cuando la pulpa se inflama de forma severa. Se produce si la pulpitis reversible no ha podido curarse, pero también puede darse por otras causas como cuando el dentista necesita eliminar mucha dentina por caries graves. También cuando el flujo de la sangre que pasa por la pulpa se ve disminuido o se elimina debido a tratamientos de ortodoncia o por corte de los vasos sanguíneos.

Las bacterias provocan inflamación en la pulpa. Cuanto más el cuerpo trata de luchar contra las bacterias, mayor será la presión dentro del diente, pudiendo llegar a estrangular los vasos sanguíneos y causar necrosis pulpar, que es la muerte de la pulpa. Esta enfermedad puede llegar a producir fuertes dolores, además de sensibilidad dental con los cambios de temperatura. La pulpitis irreversible no tiene cura y la única solución que tenemos es acudir al dentista para que este remueva la pulpa muerta y nos haga una endodoncia o extracción del diente.

La pulpitis irreversible puede ser crónica, que es cuando la inflamación pulpar permanece durante mucho tiempo; o bien, puede ser aguda, que se da cuando hay un absceso pulpar que produce un dolor agudo y que, a veces, puede llegar a dar necrosis pulpar parcial.


Por eso, los dentistas insistimos en que las personas tengan un cuidado de su salud bucodental, realizando una buena higiene dental, así como asistiendo periódicamente al dentista para que este realice las revisiones específicas de cada paciente.